Article written by

5 Responses

  1. Dubitador
    Dubitador Diciembre 12, 2010 at 2:22 pm | | Reply

    Sencillamente el aluvin de textos, imagenes y sonidos accesibles a traves de la pantalla y la conexion a internet es tremendo. Precisamente la primera version civil de lo que luego vino a ser internet fue concebido como un sistema para q

  2. El copyright y el Premio Nobel | Las Ultimas Noticias

    […] Para ser premio Nobel es conveniente no confundir el copyright –el reconocimiento público y general de la propiedad intelectual o artística sobre una determinada obra o producto– con el derecho a ser reconocido por los pares –la valoración positiva de los iguales, la estimación del círculo restringido de los conocedores, la consideración del limitado y selecto grupo de los especialistas en la materia tratada–. El primer derecho genera, sobre todo, dinero y visibilidad pública; el segundo derecho engendra pres- tigio intelectual, honores académicos y capital simbólico, es decir, el reconocimiento de singularidad que los pares conceden. Para ser premio Nobel parece evidente, por tanto, que conviene cultivar más la celosa sanción de los semejantes que la dis- tante confirmación administrativa, … [Seguir leyendo…] blogs madri+d Master Site Feed […]

  3. Guillermo
    Guillermo Diciembre 12, 2010 at 5:33 pm | | Reply

    A propósito de la liberación de los estándares tradicionales que procuran los nuevos medios, llevo un tiempo preguntándome algo que tal vez usted pueda responderme: ¿Es posible ya presentar (y defender) como trabajo de tesis doctoral una página web o un blog, exclusivamente?

  4. Joaquín Rodríguez
    Joaquín Rodríguez Diciembre 12, 2010 at 8:34 pm | | Reply

    La pregunta que planteas, Guillermo, es la del millón: los blogs, en mi opinión, deberían aspirar a ganar una legitimidad equivalente a la de cualquier otro medio de difusión del conocimiento, pero a día de hoy eso no deja de ser una entelequia que sólo unos cuantos creemos. Las métricas que imperan son las tradicionales, las concebidas por el ISI, y los índices de impacto medidos por esa institución son los que siguen gobernando el estrecho reino de los científicos españoles. Otra cosa es que, una vez que hayas concluído tu tesis, la hayas leído, la hayas aprobado, puedas colgarla en la web a tu santo antojo, para que el resto del mundo las disfrute. Verás, incluso, que han proliferado multitud de sitios de “thesis online” donde puedes descargar casi cualquier texto. Pero una cosa es esa puesta a disposición pública posterior, y otra muy distinta que un blog sea tenido en cuenta como publicación científica o equivalente.

  5. Guillermo
    Guillermo Diciembre 13, 2010 at 12:26 am | | Reply

    Gracias por la respuesta. Supongo que, antes o después, un web o un blog ganarán esa legitimidad, a fuerza de implementar modelos que sean garantes de la cientificidad debida. De hecho creo que dichos modelos, a tenor de la naturaleza de la Red, podrían optimizar el resultado de lo producido. Entre otras muchas cosas, quizás valdría la pena, según el caso, considerar el valor biográfico y no solo el bibliográfico…; o evaluar la calidad (igualmente) sobre la base de elementos transdisciplinares (referidos también, cómo no, a las competencias digitales). ¿No es hora ya de tomarse en serio lo que pone de manifiesto la llamada tercera (¡cuarta!) cultura?… Ni la tibieza del ámbito académico, ni la modorra ideológica o el sopor cognitivo deberían ser óbice para que la entelequia a que te refieres devenga real.

Please comment with your real name using good manners.

Leave a Reply