Article written by

One Response

  1. Isabel
    Isabel marzo 27, 2009 at 2:03 pm | | Reply

    Es cierto que la cultura no puede imponer un ritmo vertiginoso ni adaptarse a las modas sociales si pretende permanecer como tal. Hoy día todo queda obsoleto en un abrir y cerrar de ojos: las modas cambian cada vez más pronto, la música pasa de moda en unos meses, incluso menos, las noticias vuelan y se olvidan en días e incluso en horas… Y por supuesto la cultura, si quiere sobrevivir en esta sociedad vertiginosa, tiene que adaptarse a este ritmo. Las editoriales no dejan de ser empresas que tienen que subsistir y aumentar sus ingresos, y por tanto han de sumarse a esta tendencia. Esto afecta a la cultura, lamentablemente. Y con las grandes empresas marcando tendencias las pequeñas, como bien se señala en el artículo, deben buscar nichos de mercado, huecos por donde crear su negocio y tratar de encontrar un público favorable y constante, aunque no mayoritario.

    Saludos

Please comment with your real name using good manners.

Leave a Reply