Article written by

3 Responses

  1. Silvia Senz
    Silvia Senz Diciembre 27, 2008 at 6:27 am | | Reply

    Esta artículo me ha dejado verdaderamente pasmada. La lengua es un patrimonio común, pero la lingüística aplicada no, y, por tanto, la estandarización tampoco. Y eso se ve en la falta absoluta de sólidos pilares teóricos y metodológicos de la Wikilengua y en la ausencia, entre sus contribuyentes, de verdaderas autoridades.

    Sus contenidos son fundamentalmente normativo-prescriptivos y afectan al registro escrito fundamentalmente. Como es sabido, las normas que regulan el lenguaje escrito siguen modelos y procedimientos de normalización que requieren criterios básicos bien definidos y asentados, y metodología específica. No cualquiera tiene los conocimientos para proponerlos, discutirlos y aplicarlos, por lo que abrir una herramienta en la que todo el mundo puede participar es un tremendo despropósito en este caso. Aparte, su independencia de criterios en este terreno está más que puesta en duda, siendo como es un recurso institucional, creado y editado por la Fundéu (organismo paranormativo afín a la RAE) y amparado por la RAE, pese a que esta no contribuye a nada más que a promocionarla y a beneficiarse de la (falsa) imagen de modernidad que la Wikilengua le procura. Pero no verás la obra académica vertida en la Wikilengua. La obra académica (al menos la mitad de ella) la tienes que comprar, y la parte disponible no lo está de la mejor manera.

    Ningún profesional con mínima formación consulta la Wikilengua, ni aplica sus contenidos, porque no ofrecen ni calidad ni fiabilidad. Darle publicidad gratuita, sin analizar su estructura, sus líneas, sus fines y sus contenidos, es contribuir a la confusión entre los ususarios de la red y a la difusión de una pésima iniciativa, realizada sin la menor seriedad ni responsabilidad.

    Hace ya tiempo escribí algo sobre ella. Ahí os lo dejo:

    http://addendaetcorrigenda.blogia.com/2008/011501-la-wikilengua-convertira-a-los-hablantes-en-notarios-del-uso-y-en-legisladores-y.php

  2. Joaquín Rodríguez
    Joaquín Rodríguez Enero 7, 2009 at 7:35 am | | Reply

    No existe ninguna ciencia, tampoco la lingüística, que no sea, en gran medida, un lenguaje hiperespecializado que solamente unos pocos conocen y dominan. Ninguna ciencia podría avanzar de otra forma y no conviene, por eso, confundir ciencia con democracia. La ciencia no puede ser democrática, al menos en ese sentido, porque no todo el mundo puede dominar con el rigor suficiente el código específico de la materia, la historia completa de la disciplina que gravita sobre cada aseveración. Sin embargo, dicho esto y estando de acuerdo fundamentalmente contigo, también es cierto que las tecnologías de la participación que la web nos proporciona están llamadas a producir una revolución en la manera en que comprendemos el avance de las ciencias, porque cualquier usuario, al menos potencialmente, podría cuestionar lo establecido (fíjate, si no, en disciplinas como la medicina, donde los afectados por determinadas enfermedades ignoradas se enfrentan a los diagnósticos establecidos y proponen alternativas), aportar nuevas perspectivas, agregar contenidos desconocidos, abrir nuevos terrenos a la discusión. En fin, no creo que puedan ni deban estar reñidos y, en todo caso, la wikilengua me parece un instrumento valioso que deberá recorrer todavía un largo camino.

  3. Silvia
    Silvia Enero 14, 2009 at 5:16 am | | Reply

    La valía de un instrumento depende, en efecto, del modo en que lo aplican quienes lo manejan . Y no, como dices, un día o dos, sino a lo largo del tiempo. Yo llevo siguiendo el recorrido y la calidad de la participación en la Wilkilengua desde sus inicios, y no puedo valorarlo positivamente por las razones que he expuesto ya, y por otras que no puedo exponer aquí y ahora. Entendería que se hubiesen saludado con optimismo y buenos augurios los inicios de la Wikilengua, pero a estas alturas no hay optimismo que albergar, y regalarle a esta wiki una plataforma promocional como lo es tu propia autoridad, es cuando menos excesivamente generoso y sin duda inmerecido.

    Por otra parte, hay campos del conocimiento, como la lengua, que por el hecho de estar tan estrechamente relacionados con la vida de las personas, animan a la opinión pública, y esa facilidad para la diletancia que el terreno lingüístico suscita acaba creando toda una batería de creencias prejuiciosas que se enquistan en la mentalidad colectiva y que cuesta horrores deshacer. A eso contribuye la Wikilengua, tal y como se ha planteado y se lleva.

Please comment with your real name using good manners.

Leave a Reply