Article written by

2 Responses

  1. Pedro
    Pedro junio 10, 2014 at 6:22 pm | | Reply

    Leyendo el artículo uno llega a la conclusión de que el problema es que se gane el dinero Amazon.
    No leo en ninguna parte qué ventaja tendría para el lector que los libros los venda un asociación de libreros privada en lugar de Amazon. Bueno, en lugar de un solo empresario son un grupo de empresarios, pero es la única diferencia.
    Pensar de verdad que la gente va a ir a las librerías físicas a comprar ebooks solo es posible en el país de los Reyes Magos.
    El colmo es dar por buena una iniciativa porque está detrás ANELE, ya me dirás lo que tiene de asociación filantrópica. Hasta donde sabemos, esa inicitiva persigue que el negocio de los libros de texto siga beneficiciando a los mismos ¿De verdad hace falta un punto neutro? Ya os lo digo yo,no. Técnicamente es una soberana tontería.
    Al final los padres acabarán pagando un dineral, también por el contenido digital, al menos que los profesores se decidan a hacer sus propios libros.
    En definitiva, que la cultura interesa bastante poco. Se trata de no perder el negocio de los libros, del que por cierto, vive mucha gente que no está en la llamada cadena de valor.

  2. Jesús
    Jesús julio 4, 2014 at 11:12 pm | | Reply

    Muy buen artículo. Sólo dos precisiones económicas.
    Uno. “Monopsonio” es un término centenario, no es un invento del juzgado de Nueva York. Es como se llama en cualquier manual de economía a un mercado en el que toda o casi toda la demanda procede de un solo comprador.
    Dos. No hace falta que libreros y editores se unan para limitar el poder de mercado de Amazon. Bastaría con que otras empresas hicieran lo mismo que hace Amazon con parecida eficacia, y así compitieran con él.
    Un saludo

Please comment with your real name using good manners.

Leave a Reply