Article written by

2 Responses

  1. Silvano Gozzer
    Silvano Gozzer marzo 9, 2009 at 10:09 am | | Reply

    Creo que sería un error pensar que este experimento se trata de una reescritura del clásico de Shakespeare. Sería más indicado pensar que no es más que una puesta en escena (tan buena o mala como alguna de las miles versiones que se representan todos los días, Shakespeare in love incluido). Al tratarse de una obra teatral su lugar natural es la representación (Shakespeare escribió para ser representado, no leído).

    En todo caso, considero que este tipo de divertimentos habla más sobre Twitter que sobre Shakespeare, no hay que olvidar que esta herramienta fue una de las preferidas para seguir la investidura de Obama o su discurso en el congreso. Por lo tanto no parece que haya que darle más importancia que la que se merece y el teatro no se verá reemplazado por un servicio de mensajería instantánea.

  2. Joaquín Rodríguez
    Joaquín Rodríguez marzo 10, 2009 at 3:20 am | | Reply

    Como casi siempre tienes razón Silvano, pero solamente parte de la razón: el uso de Twitter es una puesta en escena telefónica, pero no es solamente eso; como otras tecnologías digitales, permite que el receptor intervenga en el trascurso de la conversación y, en consecuencia, altere su resultado, de manera que si yo fuera Benvolio y hubiera recibido un mensaje de mi primo Romeo, quizás hubiera optado por disuadirle, evitando así que la escena del balcón sucediera. Es precisamente esa potencialidad la que entusiasma a los teóricos de la literatura electrónica. Lee Hipertexto 3.0., y verás.

Please comment with your real name using good manners.

Leave a Reply